Saltar al contenido principal

Directorio Médicos de Prestigio en México

Bienestar y salud a su alcance

Inicio  Requisitos  Iniciar sesión de miembro  A  B  C  D  E  G  H  I  M  N  O  P  Q  R  T  U  Contáctanos  Recomendaciones  Cirugia Plástica Estética   
 

Claudia Morales Rodríguez.


LICENCIADA EN NUTRICIÓN

    

 

Dirección consultorios


Hospital Angeles Lindavista

Lima 690 Col. Lindavista

Jueves 15:30 a 20:00 hrs.

INTERCONSULTA A PACIENTE HOPITALIZADO

 

Espacio de Vida

Lima  690 Col. Lindavista. C.P. 07300 México D.F.

 

Teléfono:

5586.5021

 

Horario de atención:

Lunes a Viernes

9:00 a 15:00 y 18:00 a 20:00 hrs.

 

Página y correo:

www.espaciodevida.net

claudia.morales@espaciodevida.com

 

 

 

Breve currículo 


Objetivos Profesionales:
  • Transformar el estilo y la calidad de vida de mis pacientes a través del desarrollo consciente de la nutrición, orientación alimentaria y capacitación en áreas de la salud.
  • Construir con aprendizaje sobre salud y nutrición un espacio que fomente el desarrollo integral del ser humano.
  • Colaborar en la recuperación de la salud a través de la nutrición clínica en conjunto con su médico tratante
  • Apoyo nutricio en le paciente hospitalizado.

     

     

 

Breve currículo:
Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Universidad Iberoamericana, con el subsistema de tecnología en alimentos y de nutrición clínica. Con diplomado en alimentación artificial, enteral y parenteral de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.  Estudios sobre terapias complementarias tales como medicina natural, acupuntura, masajes físicos y energéticos.  Miembro de la Asociación de Medicina Integral desde hace 17 años. Diplomado en Elaboración de Programas Sociales de Nutrición por la UIA. Diplomado de Alimentación en le Hospital Adolfo López Mateos ISSSTE.

 

Ha impartido conferencias, cursos, talleres y consultas en México, España, Estados Unidos (Miami) y Perú.

 

Académica en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, ICAP, plantel Tulancingo, Hidalgo; Universidad del Valle de México.

 nutriologos en lindavista

Contacte a la nutrióloga Claudia Morales Rodríguez.

nutriologos en lindavista 

¡Llene el siguiente formulario!












¡Llámenos!


5586.5021

 

 

¡Gracias por su visita!

 

 Artículos médicos de la nutriologa Claudia Leticia Morales Rodríguez


Combustibles intestinales: glutamina, ácidos grasos de cadena corta y fibra dietética.

 

Resumen

En los últimos años, numerosas investigaciones se han centrado en los efectos fisiológicos y aplicaciones clínicas de los tres componentes de la dieta que se consideran tróficos en el tracto intestinal de los seres humanos: la glutamina, ácidos de cadena corta (AGCC grasos),y fibra dietética. La glutamina es un importante aminoácido portadora de nitrógeno que puede ser "condicionalmente esencial" en ciertos estados de enfermedad para mantener la barrera intestinal, la función inmune y la utilización de proteínas en general.

Utilizar AGCC en el colon ha demostrado mejorar la cicatrización del tejido intestinal en animales y seres humanos. La fibra dietética tiene una ayuda bacteriana: la producción de AGCC, la producción normal de las heces, la barrera intestinal y la función inmune. Las dosis óptimas de fibras para diversas condiciones médicas no son conocidos, el riesgo gastrointestinal (GI) como la obstrucción, el gas, diarrea y distensión abdominal requiere de una selección cuidadosa de los pacientes y el seguimiento diario de la tolerancia de la

fibra. Actualmente el uso de la glutamina y los aditivos parenteral y enteral de AGCC, son generalizados y se espera una prueba más de la seguridad y eficacia en los seres humanos, el establecimiento de las dosis apropiadas, y los avances en la tecnología de formulación. La administración de fibra dietética para aumentar la motilidad del intestino se debe considerar a largo plazo, junto con la tolerancia del líquido para permitir la hidratación de la fibra. Los métodos de análisis de la fibra y las normas de etiquetado como, la solubilidad de fibra contra fermentación facilitaría la selección de productos enterales. Energía intestinal y aporte de nitrógeno.  Además de servir como el sitio de nutrientes y absorción del agua, el tracto gastrointestinal (GI) ayuda a regular el flujo de nitrógeno entre los tejidos periféricos, los órganos viscerales, y el torrente sanguíneo. El combustible primario del intestino delgado es la L-glutamina; cuerpos cetónicos y D-glucosa y descendiendo en orden de absorción de manera parecida, el butirato, cetoacetato, L-glutamina, y D-glucosa son los combustibles preferidos de los colonocitos. Las hormonas, enzimas, mediadores de la inflamación y los nutrientes inmunológicos como arginina, ácidos grasos omega-3 y nucleótidos tienen un efecto sobre la energía a utilizar por los órganos intestinales mediante la alteración de las tasas metabólicas, la absorción de los tejidos de los sustratos y las tasas de síntesis de proteínas y el catabolismo.

 

MANTENIMIENTO DE LA BARRERA INTESTINAL Y LA FUNCIÓN INMUNE.

El objetivo principal de proporcionar soporte con la alimentación enteral y parenteral es mantener la integridad de la mucosa de los intestinos delgado y grueso. El mantenimiento de la estructura de la célula epitelial, el equilibrio de las poblaciones microbianas luminales, y asociado al tejido linfático del intestino son necesarias para evitar la translocación de las bacterias y las toxinas de la luz intestinal hacia el torrente sanguíneo y otros órganos.

En el borde del cepillo intestinal normal, uniones estrechas entre las células epiteliales intestinales en estrecha colaboración regulan el paso del agua, los iones y nutrientes desde el lumen de los capilares de la submucosa y la circulación portal. En un paciente desnutrido alimentado por vía intravenosa, el riesgo es mayor de presentar atrofia de la mucosa celular y consecuente al movimiento no regulado.  Las bacterias y sus toxinas, puede migrar a los ganglios linfáticos mesentéricos, bazo e hígado e iniciar una respuesta inflamatoria o infecciosa que puede resultar en daño a los tejidos, sepsis, fallo orgánico múltiple, o la muerte.  El sistema inmune intestinal, o en el intestino del tejido linfoide asociado, está formado por células B, células T, células M (células epiteliales especializadas) macrófagos y los ganglios linfáticos mesentéricos. Los nutrientes y otras partículas extrañas presentes en la superficie luminal de células de la mucosa inician una respuesta antígena en la que las células B maduran y se convierten en células plasmáticas que producen inmunoglobulinas A. Esta es la inmunoglobulina más abundante en las secreciones corporales, y se mejora la función de barrera mediante la prevención de fijación de las bacterias a las superficies de las mucosas celulares .  Se ha mostrado que la alimentación enteral ayuda a prevenir la translocación bacteriana

del intestino en ratas, mientras que NPT parece mejorar el proceso. La ingesta de

proteínas por vía enteral se ha demostrado que tiene una correlación significativa con la gravedad de la sepsis en los pacientes con politraumatismo. La ausencia de nutrición enteral, en general promueve la atrofia de la mucosa. La iniciación temprana de la alimentación enteral ha sido asociada con la mejora en las proteínas viscerales y una disminución significativa en la incidencia de infecciones graves.  El uso del tracto gastrointestinal para el suministro de nutrientes también ha contribuido a atenuar la respuesta hipermetabólica en los pacientes quemados.

 

GLUTAMINA

Metabolismo. La glutamina es el aminoácido plasmático más abundante, y como tal proporciona el combustible vital para células de división rápida, como los fibroblastos, células retículoendotelial, células malignas y células del epitelio intestinal. Lleva dos entidades de nitrógeno por molécula y se une a la alanina de la lanzadera de nitrógeno importante entre el músculo esquelético y los órganos viscerales. La glutamina ingerida se metaboliza en el ciclo de la urea, las vías de la síntesis de proteína, y el ciclo de Krebs para obtener energía y para la producción de citrato, el lactato y la glucosa. Bajo condiciones normales es sintetizada por desramificación de cadena ramificada de aminoácidos en el músculo esquelético durante el catabolismo de las proteínas en respuesta a las demandas de ntestinos, el hígado, los riñones y otros órganos. La glutamina también se sintetiza en cierta medida por los pulmones, y una porción de la glutamina circulante se utiliza en fase aguda de síntesis de proteínas en el hígado. Después de la glutamina es absorbida por el epitelio intestinal, el intestino libera alanina y amoniaco, que son utilizados por el hígado para la producción de la gluconeogénesis y urea respectivamente. En el riñón, los restos nitrogenados de glutamina se convierten en protones aceptores, que eliminan el exceso de ácido en el cuerpo y ayudar a preservar el equilibrio del pH. Resto de esqueletos de carbono se utilizan para la gluconeogénesis. La glutamina es un importante combustible respiratorio y de linfocitos y macrófagos, y es un donante de nitrógeno para la síntesis de nucleótidos, purinas, pirimidinas, y otros aminoácidos necesarios para la replicación celular. La glutamina y el estrés En individuos sanos, la producción endógena de glutamina por el músculo esquelético responde a la demanda por los tejidos intestinales y otros. El metabolismo de los pacientes estresados, sin embargo, el sistema puede ser abrumado.  En la investigación del el ciclo de la glutamina, descrito por Souba et al, en donde los procesos que puede llevar al catabolismo prolongada en ausencia de glutamina exógena en el modelo, se muestra una lesión en el intestino primaria por el daño de la mucosa intestinal, lo que causa la trasladación bacteriana a los ganglios linfáticos mesentéricos. Los macrófagos activados luego de liberación de citoquinas (interleucina-1 y factor de

necrosis tumoral), que inducen el músculo esquelético y la liberación de pulmón de glutamina al plasma, donde es absorbido por el intestino para la reparación de células dañadas. La hipótesis es que en el período después de un trauma, cirugía o quemaduras, o durante los episodios de sepsis y hipermetabólismo, la demanda de glutamina en el cuerpo podrá exceder de la producción y las reservas de energía y el nitrógeno puede ser depletado si la glutamina exógena no se  proporciona. 

 

Efectos demostrados

Numerosos estudios en animales han demostrado efectos tróficos de la glutamina en el tracto intestinal. La glutamina administran por vía parenteral se ha demostrado que atenúa la pérdida de masa de mucosa asociado con NPT. También que inhibe la trasladación bacteriana del intestino para el aumento de la inmunoglobulina secretora biliar.  La glutamina enriquecida (2%) en dietas elementales han demostrado una disminución en la pérdida de la mucosa del ADN, la trasladación bacteriana y endotoxemia, así como aumento de la supervivencia en una serie de estudios a corto plazo en las ratas con metotrexato enterocolitis inducida. Profilácticos enriquecidos con glutamina, dietas elementales se asociaron con aumento en el número de vellosidades del yeyuno y la altura y el aumento de la mitosis intestinal, células de la cripta en un segundo estudio en ratas con enteritis por radiación experimental. En las ratas alimentadas con agua potable enriquecida con glutamina el incidente de la trasladación bacteriana a los ganglios linfáticos mesentéricos se redujo significativamente, y la masa mucosa y el peso corporal se mantuvieron después de la radiación  abdominal.  En los seres humanos, la glutamina da por vía parenteral se ha demostrado que ayuda a prevenir la disminución de glutamina intracelular y las pérdidas de nitrógeno después de la cirugía abdominal electiva. Un estudio realizado por Ziegler con glutamina en la nutrición parenteral para la mejora de la médula ósea demuestra la importancia del balance de nitrógeno, una reducción en la duración de la estancia hospitalaria y una disminución en la incidencia de la infección, en comparación con NPT estándar. El uso de glutamina en pacientes con cáncer puede estar contraindicado en vista de su potencial estimulación del crecimiento del tumor. Porque los productos finales del metabolismo de la glutamina incluyen el uso de amoníaco y urea de este aminoácido en pacientes con insuficiencia hepática o renal también puede estar contraindicada (13). Por otra parte, glutamina puede verse disminuida en los bebés prematuros a causa de las vías metabólicas hepáticas inmaduras. La circulación adecuada de glutamina es necesaria para la curación de la mucosa y la síntesis de proteína muscular, por lo que la glutamina puede ser considerada "condicionalmente esencial" en los pacientes que no se ha dado nada por vía oral durante 7 días o más y previamente desnutridos, hipermetabólico, heridas quirúrgicas o que están críticamente enfermos. Las complejidades del flujo de glutamina en diferentes condiciones

metabólicas están todavía bajo investigación. A medida que más se aprende acerca de los efectos de la glutamina exógena en las vías oxidativas, la retención de nitrógeno, el equilibrio ácido-base, y la homeostasis general de aminoácidos, las indicaciones precisas para su uso se establecerá.

 

Las dosis recomendadas y fuentes

La dosis óptima de glutamina para varias enfermedades aún no se han determinado.  Proporcionar alimentación por vía enteral en ratas con el 25% del total de aminoácidos como la glutamina (3.5g/100g de la dieta) se ha asociado con el aumento de peso mayor y yeyunal significativamente mayor y la hiperplasia ileal después de resección del intestino delgado. En seres humanos sanos, la glutamina administrada por vía parenteral en un 20 y 40g/dia (23% y el 44% del total de aminoácidos o de 0,29 a 0.57g/kg de peso corporal por día) fue bien tolerado, sin evidencia de anomalías en el estado de la función hepática o

mental los niveles sanguíneos de amoniaco. Provisión de 0.57 g de L-glutamina por kilogramo parenteral produjo mejores resultados en el estudio antes mencionado con los receptores de trasplante de médula ósea. La administración de glutamina parenteral todavía no se ha puesto en uso generalizado debido a la estabilidad limitada de glutamina en solución y la preocupación por la disociación potencial en el amoníaco, dos compuestos tóxicos y piroglutamato. El uso de más dipéptido estable, L-alanil-L-glutamina, parece ser un método seguro de entrega de glutamina por vía intravenosa. La infusión intravenosa de una solución que contiene de 20 a 24g de Ala-Gln por día (12 a 14 g promedio de glutamina para un paciente de 70 kg) se asoció con el balance de nitrógeno, se redujo, mejoró significativamente y el agotamiento muscular de glutamina en pacientes que no

tenían ninguna complicación después de la cirugía. En otro estudio 0,354 g de Ala-Gln por kilogramo (0.235g de L-glutamina por kilogramo) por día en la NPT se asoció con el equilibrio mejorado global de nitrógeno en pacientes después de colecistectomía.

 

Un método para determinar el contenido de glutamina en fórmulas poliméricas enterales ha sido desarrollado por Swails. La biodisponibilidad exacta de glutamina a proteínas es desconocida, sin embargo, la glutamina libre ha sido incluido en varias fórmulas enterales en el nivel de 4,0 a 14,0 g/L. En estas concentraciones es posible suministrar glutamina por vía enteral a pacientes seleccionados en los niveles estudiados anteriormente (Tabla

2). La glutamina es un componente de muchas vías metabólicas, y la necesidad de su prestación de forma exógena metabólicamente en los pacientes estresados no ha sido comprobada.

 

Ácidos grasos de cadena corta

El carbono, dos, tres y cuatro ácidos grasos-acetato, propionato y butirato,

respectivamente, son importantes para el combustible respiratorio humano. Estos AGCC se absorben fácilmente por el intestino suministro de la mucosa y el promedio de 4,4 kcal/g, y pueden contribuir hasta un 30% de la energía total por día en una dieta rica en fibra que contiene. AGCC se producen en el ciego y el colon por la fermentación anaeróbica bacteriana de la fibra dietética, células descamadas intestinales y mucosas. la mayor parte del butirato generada se utiliza como combustible por colonocitos, aproximadamente el medio del propionato es utilizado por el hígado para la gluconeogénesis y la otra mitad es también absorbido por colonocitos. La mayor parte del acetato se convierte en ácidos grasos de cadena larga y cetonas. Varios estudios realizados en ratas muestran que el acetato butirato de etiquetado y se utilizan en la producción de cuerpos cetónicos el acetoacetato y β-hidroxi-butirato, así como glutamato

y glutamina.

La producción de AGCC se obtiene un pH luminal más bajo, que puede estimular la renovación celular en las criptas entre las vellosidades y aumento de ARN, el ADN, y el contenido de proteínas, así como el peso total de la mucosa. AGCC también estimulan la secreción de enzimas pancreáticas y aumentan la absorción de sodio y agua en el colon, que puede ayudar a controlar la diarrea. La ausencia de AGCC en la luz del colon se ha demostrado que induce procesos secretoras dentro de las 48 horas en las asas intestinales aisladas en ratas, y la ausencia puede ser un factor potenciado en enfermedades inflamatorias del intestino de seres humanos. De estos tres AGCC el butirato estimula el crecimiento de la mucosa en el mayor grado, y junto con el acetato, dilata las mucosas capilares para aumentar el flujo de sangre hacia el intestino. En el colon crónico las infusiones de butirato y mezclas de AGCC han demostrado efectos tróficos en ratas que recibieron dietas sin fibra elementales después cecectomía y anastomosis ileocólica.

Tratamientos similares provocaron que mayores presiones de ruptura de la anastomosis de colon en ratas. AGCC suplementada con soluciones intravenosas ayudado a prevenir la RPT introducidas pérdidas de peso mucosa, ADN y ARN, como el contenido de proteínas, así, y resultó en un aumento significativo en el contenido de proteína de la mucosa ileal en ratas altera la resección del intestino delgado. En los seres humanos, intermitentes irrigaciones del colon que utilizan soluciones isotónicas AGCC en pacientes con colitis desvío producido reducciones en los exudados erosiones, y los abscesos y el retorno a la secreción de mucina normal. Tres tipos principales de fibra dietética se utilizan actualmente en las

fórmulas enterales: polisacáridos de soja, frutas, verduras y avena; pectina,

guar, y otras fibras altamente solubles y agentes de carga, tales como el salvado de trigo y psyllium. Derivados AGCC están siendo investigados por su posible uso en soluciones de NPT, alimentación intravenosa que contengan un 5% monoacetoacetin, un derivado de cetona del acetato de AGCC, dieron mayor fuerza de ruptura de la anastomosis de colon en comparación con la glucosa suplementado con un 5% la alimentación en ratas alimentadas con hipocalorica. NPT-inducida por la atrofia del yeyuno y colon, se inhibió en otro estudio

realizado en ratas por vía intravenosa con el apoyo de soluciones que contienen un 15.2% monoacetoacetin. Provisión de un 15% y el 28% del total de energía como triacetina (triglicérido de acetato) en la nutrición parenteral se asoció con el balance de nitrógeno mejorada y una mejor ontrol de glucosa en suero en pacientes con traumatismo craneoencefálico grave. Sustitución parcial de la energía de glucosa con cetonas o derivados AGCC en la NPT puede representar un método futuro de suministro de producción de energía-sustratos para las células epiteliales intestinales al tiempo que mejora el control de la hiperglucemia.

 

FIBRA DIETÉTICA, ÁCIDOS GRASOS DE CADENA CORTA, Y LA ALIMENTACIÓN

ENTERAL.

Los aditivos de AGCC no están disponibles para su uso en alimentación parenteral o enteral, el proporcionar fibra dietética a la luz intestinal es un método de suministro intestinal: son precursores de combustible a los pacientes. La fermentación de fibra, la solubilidad, y conocidos los efectos fisiológicos han sido revisados por Frankenfield y Beyer. Información precisa sobre la producción humana en AGCC a partir de la fermentación de diferentes fibras es difícil de obtener debido a la falta de enzimas específicas, técnicas no invasivas de muestreo, la variabilidad en la respuesta individual a la fibra, y la rápida absorción de AGCC por el epitelio intestinal. Varios estudios han utilizado bolsas de diálisis fecales para medir el contenido de AGCC en materia fecal en sujetos sanos. En el

primer estudio, los sujetos consumieron el salvado de trigo o de fibra vegetal con una fórmula de nutrición enteral sin fibra, los autores concluyeron que el contenido de AGCC de las muestras fue más indicativo de la concentración de AGCC en sigmoides y del recto, por la fermentación de la fibra intestinal.

En el contexto de los combustibles intestinales, tres tipos principales de fibra dietética se encuentra en estudio y se utiliza en la práctica clínica: polisacárido de soja, frutas, verduras y avena en las fórmulas enterales alimentación por tubo, fibras altamente solubles en pectina, guar, y otros en los agentes antidiarreicos o como aditivos para fórmulas, y agentes de carga para la corrección de la diarrea y/o estreñimiento.

 

La soya de polisacáridos

El polisacárido de soya es una fibra insoluble, en gran medida se incluye en muchas fórmulas enterales, debido a sus efectos potencialmente positivos sobre la función intestinal y efectos mínimos sobre la viscosidad fórmula. una vez que esta fibra llega al  colon, es muy fermentado y puede ayudar a normalizar la función intestinal mediante el aumento de las concentraciones de lumen de AGCC y gases.

Estudio 1. Mostró que la adición de 14 g, a continuación, 21 g, de esta fibra para una alimentación por tubo digestivo estandar en pacientes normo ambulatorios, más de una consistencia de las heces en 1-año, mejoro el período y con mayor frecuencia de las deposiciones, pero no para reducir significativamente el uso de laxantes.

 

Estudio 2. Estudio de la crónica de los pacientes alimentados por sonda, la mayoría de ellos en estado de coma, arrojó una incidencia significativamente menor de diarrea, pero una reducción no significativa en el uso de laxantes, cuando 12,8 g de polisacárido de soya por 100 kcal de fórmula se administró.

Estudio 3. De ambulatorio, demostraron una mayor peso de las heces y reducción de los tiempos de tránsito con 30 - y 60-g/día de soja enriquecidos con dietas líquidas y las dietas de auto-seleccionados, en comparación con la fibra de las dietas libres. Y sugiere se estudie el polisacárido de soja y otras combinaciones de fibras con proporciones similares de componentes fermentables y no fermentables para ayudar a normalizar la función intestinal.

La utilidad de estos resultados puede ser limitada, en vista de las diferencias en el

ambiente intestinal y la motilidad entre los sujetos de estudio y los pacientes con cáncer, las infecciones y otras condiciones médicas. La eficacia de polisacárido de soya en la prevención de la diarrea en estado crítico y otros alimentados con tubo de los pacientes ha sido revisado por Frankenfield y Beyer. A pesar de las metodologías de estudio y los resultados varían carecen de coherencia, los resultados hasta ahora indican una tendencia hacia la reducción de la gravedad de la diarrea en los pacientes que recibieron regímenes de fibra suplementados. El uso de antibióticos, la hipoalbuminemia, la tasa de incrementos de la alimentación, desnutrición proteico-energética, medicamentos hiperosmolares, isquemia intestinal, y el fallo multiorgánico puede poner en peligro la tolerancia intestinal de la alimentación enteral y por lo tanto potenciar la diarrea.

La información acerca de la fermentación de la fibra de varios aún no está disponible para fines de etiquetado. Sin embargo, en vista de los efectos potencialmente positivos sobre la motilidad gastrointestinal y integridad de la mucosa, la fibra debe ser considerada para pacientes alimentados por el tubo gastrointestinal con intactas las funciones gastrointestinales. El contenido de fibra de fórmulas enterales varía desde 4.3 hasta 14.4 g/L. (Tabla 1).

Tabla 3 Contenido total de fibra en la dieta de determinados formulas enterales.

 

Producto

Fabricante

Fuente de fibra

g/l

Kcal /ml

Npc:nd

Vol USRDA (ml)

Completa

Sandoz

Frutas y vegetales

65

107

131 1

1500

Modificada

Sandoz

Frutas y vegetales

65

110

131 1

1500

Enriquecida

Ross

Polisacáridos soya

14.3

110

148 1

1390

Entralife HN Fiber

Corpak

Polisacáridos soya

14.4

100

125 1

1250

Fibertan

Elan Pharma

Polisacáridos soya

14.3

117

104 1

1250

Fibersource

Sandoz

Polisacáridos soya

10.0

120

148 1

 1500

FiNbersource H

Sandoz

Polisacáridos soya

68

120

116 1

1500

Glucerna

Ross

Polisacáridos soya

14.3

100

125 1

1422

Impact fiber

Sandoz

Polisacáridos soya guar modificada

10.0

100

71 1

1500

Isotera fiber

fresenius

Polisacáridos soya

14.8

106

133 1

1422

Jevity

Sandoz

Polisacáridos soya

14.3

106

125 1

1500

Nutren 1.0 fiber

Clinitec

Polisacáridos soya

14.0

100

121 1

1892

Profiber

Sherwood

Polisacáridos soya

12.0

100

134 1

1321

Replete fiber

Medical Clinitec

Polisacáridos soya

14.0

100

75 1

1500

Sustacal fiber

Mead Johnson

Polisacáridos soya

59

106

1201

1420

Ultracar

Mead Johnson

Polisacáridos soya

14.1

106

129 1

1180

Vitaneed

Sherwood Medical

Vegetales y fruta

Polisacáridos soya

80

100

134 1

1500

        

 

La dosis correcta es la que produce el cambio deseado en la función intestinal. Los requerimientos de líquidos para la fibra que los pacientes deben consumir no se describen en la literatura. Una monitorización cuidadosa de la condición de líquido, con la administración de al menos 1 ml de agua libre por kilocaloría se recomienda para asegurar la hidratación adecuada de fibra y disminuir el potencial para el estreñimiento y obstrucción intestinal.

 

PECTINA Y OTRAS FIBRAS SOLUBLES

El retraso en el vaciado gástrico y la pectina, guar son contundentes en las curvas de glucosa postprandial que ayudan a reducir el nivel de coresterol en suero, y apoyar laproliferación bacteriana. La adición de grandes cantidades de gomas de guar y pectina para alimentación por sonda ha sido impractica en el pasado por de gelificación de las fórmulas. Actualmente, las fórmulas licuadas contienen pequeñas cantidades de fibra de las frutas y hortalizas a niveles que no afecten negativamente a la viscosidad de la fórmula. Avances en la tecnología sobre la fibra y la fórmula han permitido la adición de guar modificado para una formula más reciente. La suplementación de la alimentación enteral con pectina líquida puede llegar a ser más común en el futuro; sin embargo, la documentación clínica real de los efectos de la pectina en los seres humanos es limitada.

 

En un estudio realizado por Zimmaro en sujetos normales que reciben alimentación isotónica al tubo digestivo tuvieron una reducción significativa en la incidencia de diarrea, con la adición de 1% w/v pectina de cítricos en polvo (1 g de pectina por la fórmula de 100 ml o 14 a 32 g / día) a fórmulas administra por vía oral. Un reporte se mostró que una fórmula mixta con pectina de menos del 1% de las frutas y verduras que parecía controlar la diarrea en pacientes con hepatitis, síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Se proporciona la pectina como un ingrediente en los agentes anti- diarreicos la cual ha sido una práctica de larga duración.

Un producto de uso frecuente en el pasado fue el Kaopectale (Upjohn Co, Kalamzoo, Mich), ya que no contiene pectina, la mayoría de genéricos Kaolín-pectina son preparados todavía con pectina, aunque es importante para confirmar esto leyendo la etiqueta producción. Las propiedades de estos agentes anti diarreicos se atribuyen a agentes inertes así como adsorbentes para el contenido de pectina. Por lo tanto, reduce la gravedad de la diarrea, pero sólo el suministro de pectina en dosis muy inferiores a las cantidades utilizadas en estudios clínicos. Hay muchos estudios de animales han demostrado los efectos tróficos de la pectina y la goma guar en el tracto intestinal de los animales. En ratas, la adición de peso/volumen de pectina al 2% a la alimentación elemental dio lugar a la adaptación mejorada del intestino delgado en la resección, como demostró en peso que aumentó significativamente la mucosa. El ADN, ARN, y el contenido de proteínas, así como la actividad de las células de la cripta mitótica en el yeyuno y colon. Una significante disminución en la mucosa, necrosis e inflamación general se demostró en ratas con colitis (inducida experimentalmente) cuando se dio infusiones intragástricas de soluciones de TPN suplementada con 1% de

pectina cítrica w/vol.

En otro estudio se dice que el 1% de pectina cítrica w/vol ha sido añadido a la

alimentación elemental la cual produjo significativamente mayores fortalezas de ruptura de la anastomosis después de 7 días de la alimentación de resección de colon en ratas siguiente. Finalmente, en ratas alimentadas con dietas libres de fibra suplementándola con 10% de pectina, 10% gua o 20% de salvado de avena, goma guar se demostró un efecto estimulante mayor sobre la migración de células de la cripta del yeyuno a las puntas de vellosidades, indicando la mejora de la regeneración del enterocito. La aplicabilidad de los resultados de los estudios de animales destinados a la atención al paciente humano sigue

siendo objeto de debate. Estos y otros estudios sugieren  THST fibra fermentable la dieta tal  vez un eficaz complemento a otras terapias en varias poblaciones de pacientes.  Pacientes con enfermedades intestinales inflamatorias y resecciones intestinales recientes se pueden beneficiar de aportación exógena de los combustibles intestinales respiratorias para mejorar la proliferación de células de la cripta, promoviendo así la regeneración de la mucosa. AGENTES DE CARGA

Los agentes de carga son fibras hidrófilas que absorben y retienen el agua y contribuir al volumen de las heces por el mantenimiento de la estructura durante el paso por el tracto gastrointestinal la mayor parte de mediante su estructura durante el paso del tracto gastrointestinal. El salvado de trigo, semilla de psyllium, y cáscara de ispágula se utilizan actualmente para este propósito.

Las pequeñas cantidades de SCFx producidos por EMAS fermentan a estas fibras y pueden mejorar la función de barrera intestinal estimulando la renovación celular mucosa y el suministro de combustible de células de la mucosa respiratoria. En un estudio animal, Spaeth en 81 ratones alimentados por vía oral suministraron una solución de nutrición parenteral total sin grasa y la glutamina libre seplementada con polvo celulosa, mazorcas de maíz, caolín (un agente de relleno inerte), o la pectina. Los animales que consumen la celulosa, maíz-cos-, caolín, régimen suplementado , OA comida estándar, tuvieron una disminución significativa de recuentos bacterianos que los animales que recibieron el régimen de pectina complementados o la solución de NPT sin suplementos. La celulosa y la suplementación de caolín de la solución de NPT redujo significativamente la incidencia de la translocación bacteriana en comparación con la alimentación sin suplementos y pectina complementado.

En otro estudio, Barber et al 82 proporcionan 2% peso / volumen o glutamina 2% peso /volumen de fibra de psyllium como suplementos de dietas de fórmula definida en ratas y se examinaron las poblaciones de bacterias intestinales y la función de barrera después del desafío de Escherichia coli. Maihtain ayudó a ambos suplementos del intestino delgado de masa, y la glutamina en animales alimentados con una menor incidencia bacteriana. Sin embargo ninguno de los grupos, demostró cese de sobre crecimiento bacteriano fecal o traslocación bacteriana. El primer estudio sugiere que, para cargas masivas de propiedades de formación es más importante la fermentación de fibras en el mantenimiento de las poblaciones bacterianas intestinales normales y prevención de la tras locación bacteriana. El segundo estudio indica que en virtud de un conjunto de diferentes circunstancias y agentes de carga no tienen ningún efecto significativo en estos parámetros. El uso de agentes de carga para mejorar la función intestinal y la tolerancia a la fórmula de la alimentación de los pacientes ha sido por Frankenfield y Beyer. Los resultados de los estudios son difíciles de interpretar por culpa del de una gran cantidad de factores diarreicos presentes en los pacientes críticamente enfermos y de una falta de criterios uniformes para evaluar la función intestinal. A pesar de que un número de agentes de carga están en uso hoy en día con los pacientes, la investigación es necesaria para aclarar las dosis apropiados para los cambios deseados en la función intestinal. APLICACIONES

Hay estudios que han demostrado efectos beneficiosos de la glutamina administrados por vía parenteral y enteral en la cicatrización intestinal y la función de barrera en los animales. Mejora el balance de nitrógeno en los pacientes quirúrgicos y de la administración intravenosa segura en sujetos sanos y los receptores de trasplante de médula ósea ha sido demostrada, pero los estudios de glutamina por vía enteral dado a los seres humanos aún no se han documentado. El requerimiento de un humano para este aminoácido en diversos estados de enfermedad, en lugar de otras fuentes de nitrógeno (tales como ácidos de cadena ramificada o de otros precursores de glutamina), permanece o se establezcan. Además, las preocupaciones sobre la toxicidad de glutamina en ciertas condiciones metabólicas parecen estar justificado. La administración intraluminal de AGCCs se muestra prometedor en situaciones donde la alimentación enteral puede ser muy irritante y la integridad de la mucosa intestinal se ve comprometida. Ensayos clínicos más amplios son necesarios para determinar la seguridad, dosis óptima y los modos apropiados de la administración. AGCCs y aditivos cetónicos administrados por vía intravenosa habían demostrado los efectos tróficos intestinales en modelos animales y muestran potencial como sustratos de energía con los posibles beneficios gastrointestinales para los pacientes críticamente enfermos. La investigación continúa en el área de la producción de AGCCs a partir de fuentes de fibra diferentes.

La fibra de soya polisacárido es ampliamente utilizado en las fórmulas de alimentación enteral. Al parecer, para evitar la atrofia intestinal puede reducir la gravedad del estreñimiento en pacientes alimentados por sonda. Los estudios que utilizan esta forma en pacientes críticamente enfermos no son concluyentes y se complican por la naturaleza multifactorial de la diarrea en muchos pacientes hospitalizados y por la respuesta individual variable de la fibra dietética. En estudios hasta la fecha, la ingesta de fibra asociados con rango de tolerancia óptima 13 a 25 g / día, sin embargo, los niveles óptimos son desconocidos para los diferentes estados patológicos. La cantidad ideal de

fibra para cada situación de la atención al paciente es el que proporciona la fibra

adecuada fermentable para la producción de SCFA necesaria y la cantidad correcta de fibra no fermentable para aumentar, disminuir o mantener el volumen de las heces como lo indica el estado de salud.

Las directrices una vez precisas para la suplementación de fibra establecen las normas de etiquetado de la fórmula (por ejemplo, gramos de fibra fermentable o potencial de producción de AGCC) está será muy útil para los clínicos que diseñan los regímenes de alimentación enteral. Los pacientes que se recuperan de la cirugía intestinal es probable que se benefician del uso de fibras solubles fermentables tales como pectina y goma guar, y métodos para proporcionar estos componentes están evolucionando todavía. Los pacientes con síndrome de intestino irritable, la diverticulosis, estreñimiento o diarrea pueden experimentar la normalización de los patrones de heces con el uso de un agente de carga tales como salvado, psyllium, o fibra ispágula.

Este tipo de fibra ayuda a retener el agua para normalizar el volumen fecal y proporciona pequeñas cantidades de AGCCs para la reparación de intestino. Los pacientes a largo plazo, que no pueden caminar, con parálisis, sedados, o pacientes criticos pueden beneficiarse de la utilización de la fibra de la soja polisácarida en la alimentación por sonda, ya que puede reducir y prevenir la dependencia a los laxantes en el intestino en cada caso, la adición de fibra a cualquier régimen de nutrición debe hacerse gradualmente y debe incluir un control frecuente de tolerancia del paciente. De fluidos a pacientes con restricción, o aquellos con alteración de la motilidad gastrointestinal (debido a la gastroparesis o la cirugía gástrica).   El acuerdo entre los investigadores acerca de los criterios objetivos para cuantificar los cambios en la función intestinal (por ejemplo, un sistema de puntuación diarrea y la mejora de los controles para los factores de diarrea génica en estudios en seres humanos puede ayudar a clarificar los beneficios de la fibra dietética en pacientes que reciben apoyo nutricional. sin embargo, los temas que se abordarán en estudios en seres humanos incluyen los efectos potenciales de la fibra sobre la biodisponibilidad de los medicamentos, la eficacia terapéutica de fibra fermentable o riegos AGCC en condiciones previas tratados con reposo intestinal, y la posible estimulación de la proliferación bacteriana intestinal por el uso de fibra fermentable. Más y más evidencia apoya el uso de regímenes

que son lo más parecido a un Dietas normales posible, ya sea en forma de combustibles por vía enteral alimentados intestinales complementados con nutrición parenteral o como fibra complementada polimérica o fórmulas enterales parcialmente hidrolizadas.