Saltar al contenido principal

Directorio Médicos de Prestigio en México

Bienestar y salud a su alcance

Inicio  Requisitos  Iniciar sesión de miembro  A  B  C  D  E  G  H  I  M  N  O  P  Q  R  T  U  Contáctanos  Recomendaciones  Cirugia Plástica Estética   
Selecciones la zona de su preferencia dentro del Distrito Federal y área metropolitana.
 

 

 

  

DERMATOLOGÍA:

 

La dermatología es la especialidad médica encargada del estudio de la estructura y función de la piel, así como de las enfermedades que la afectan y su prevención al mismo tiempo lleva un selecto procedimiento para controlar posibles lesiones o enfermedades a esta.

Dermatoglifia: estudio del dibujo formado por las líneas de la palma de la mano y la planta del pie. Estos patrones se utilizan como base para la identificación del sujeto y también tienen valor diagnóstico, pues existen asociaciones entre determinados patrones y anomalías cromosómicas.

 

FUNCIONES:

 

La piel es el mayor órgano del cuerpo y, obviamente, el más visible. Aunque muchas enfermedades de este órgano se presentan aisladas, algunas de ellas son exteriorizaciones de dolencias internas. Por consiguiente, un dermatólogo posee conocimientos en cirugía, reumatología (muchas de las enfermedades reumatológicas presentan síntomas cutáneos), inmunología, neurología ("síndromes neurocutáneos", tales como la neurofibromatosis y esclerosis tuberosa), enfermedades infecciosas y endocrinología. También se está incrementando la importancia del estudio de la genética.

SUBESPECIALIDADES:

  • La venereología, que diagnostica y trata las enfermedades de transmisión sexual.

  • La flebología, que se ocupa de las dolencias del sistema venoso superficial.

Ambas subespecialidades son parte de la práctica dermatológica.

 

VENEREOLOGÍA:

 

INFECCIONES DE TRASMISIÓN SEXUAL:

 

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) (también enfermedades de transmisión sexual (ETS) o enfermedades venéreas) son un conjunto de entidades clínicas infectocontagiosas agrupadas que se transmiten de persona a persona por medio de contacto sexual que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral; también por uso de jeringuillas contaminadas o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo, es decir, de la madre al producto.

La mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual son causadas por dos tipos de gérmenes: bacterias y virus, pero algunas también son causadas por hongos y protozoos.

Para evitar el contagio de ETS, es fundamental conocer su existencia, practicar sexo seguro, utilizar métodos anticonceptivos que protejan del contagio (preservativo o condón) y conocer sus síntomas, para solicitar cuanto antes tratamiento sanitario. También es imprescindible evitar compartir jeringuillas (para el consumo de sustancias adictivas, por ejemplo).

 

PREVALENCIA:

 

Las tasas de incidencia de las ITS siguen siendo altas en la mayor parte del mundo, a pesar de los avances de diagnóstico y terapéuticos que pueden rápidamente hacer que los pacientes con muchas ITS se vuelvan no contagiosos y curar a la mayoría. En muchas culturas, las costumbres sexuales cambiantes y el uso del anticonceptivo oral han eliminado las restricciones sexuales tradicionales, especialmente para las mujeres y, sin embargo, tanto los profesionales de la salud como los pacientes tienen dificultades para tratar abierta y sinceramente los problemas sexuales. Adicionalmente, la difusión mundial de bacterias drogo resistentes (ej., gonococos resistentes a la penicilina) refleja el uso erróneo de antibióticos y la extensión de copias resistentes en las poblaciones móviles. El efecto de los viajes se hace más evidente con la difusión rápida del virus del sida (HIV-1) de África a Europa y al continente americano a finales de la década de 1970.

Las prevalencias de ITS observadas con frecuencia en las adolescentes sexualmente activas tanto con síntomas del tracto genital bajo como sin ellos incluyen Chlamydia trachomatis (10-25%), gonorreas de Neisseria (3-18%), sífilis (0-3%), Trichomonas vaginalis (8-16%), y el virus del herpes simple (2-12%). Entre muchachos adolescentes sin síntomas de uretritis, las tasas aisladas incluyen C. trachomatis (9-11%) y gonorreas de N. (2-3%).

En 1996, la OMS estimaba que más de 1 millón de personas se infectaban diariamente. Cerca del 60 por ciento de estas infecciones ocurren entre menores de 25 años, y el 30 por ciento de éstos tienen menos de 20 años. Entre los 14 y los 19 años de edad, las ITS ocurren con más frecuencia en muchachas que muchachos en una proporción casi de 2:1; esto se iguala en ambos sexos hacia los 20 años. Se estima que 340 millones de nuevos casos de sífilis, gonorrea, Chlamydia y de tricomoniasis se dieron en el mundo entero en 1999.

 

PREVENCIÓN:

SEXO CON PROTECCIÓN:

La manera más efectiva de prevenir las infecciones de transmisión sexual es evitar el contacto de las partes del cuerpo o de los líquidos que pueden provocar que se transmita un microorganismo. Idealmente, ambos miembros de la pareja deben conseguir pruebas para ITS antes de iniciar el contacto sexual, independientemente de que ambos hayan o no hayan tenido encuentros sexuales previos con otras personas; sin embargo, ciertas ETS, particularmente ciertos virus persistentes, como por ejemplo el VPH, pueden ser imposibles de detectar con los procedimientos médicos actuales, y pueden ser asintomáticos. La prevención es también clave en el manejo de las ETS virales (VIH y herpes), pues son incurables. Muchas enfermedades que establecen infecciones permanentes pueden ocupar el sistema inmune; así, otras infecciones podrán transmitirse más fácilmente. El llamado sexo seguro debe llamarse más bien sexo protegido o sexo con protección.

Se dispone de algunas vacunas para proteger contra algunas ETS virales como, por ejemplo, la hepatitis B y algunos tipos de VPH. Es aconsejable la vacunación antes del contacto sexual, para asegurar la máxima protección.

El sistema inmunitario innato, que lleva las defensas contra el VIH, puede prevenir la transmisión del VIH cuando las cuentas virales son muy bajas, pero si está ocupado con otros virus o abrumado, el VIH puede establecerse. Ciertas ETS virales también aumentan mucho el riesgo de muerte para los pacientes infectados con VIH.

Alrededor de un 15 por ciento de los contagios se producen por causas desconocidas no relacionadas con el contacto sexual. Es decir, un 7 por ciento de los contagios se producen en lugares públicos, aseos, saunas, piscinas, paritorios, etc. El 8 por ciento restante se contagian a través de otras partes del cuerpo (manos, pies, piel). Estos contagios son especialmente peligrosos en el caso de la sífilis, ya que, al no tener conciencia del contagio, la enfermedad avanza a estados más graves. En el caso del VIH, los contagios por causas desconocidas disminuyen al 2 por ciento. Los integristas achacan este 2 por ciento al uso del condón. Estudios más rigurosos demuestran que se debe a errores de clasificación, a mutaciones genéticas, a errores de diagnóstico o a tos con esputos sanguíneos. Estos contagios es presentan en 1 de cada 1.000.000 habitantes.

 

LOS PRESERVATIVOS:

 

Los preservativos o condones solamente proporcionan protección cuando se utilizan correctamente como barrera desde/hacia el área que cubren. Las áreas descubiertas todavía son susceptibles a muchas ETS. En el caso del VIH, las rutas de transmisión sexual implican casi siempre el pene, puesto que el VIH no puede esparcirse a través de la piel intacta; así, al proteger el pene de la vagina o del ano con un condón usado correctamente, se impide con eficacia su transmisión. Un líquido infectado en una piel rota que llevase a la transmisión directa del VIH no sería considerado “transmitido sexualmente”, pero puede ocurrir teóricamente durante el contacto sexual; esto puede evitarse simplemente dejando de tener contactos sexuales cuando se tiene una herida abierta. Otras ITS, incluso infecciones virales, se pueden prevenir con el uso de los condones de látex como barrera.

Los condones están diseñados, probados y manufacturados para no fallar nunca si se usan apropiadamente. El condón nunca es un cien por ciento seguro.

El uso apropiado exige:

  • No poner el condón demasiado firme en el extremo, dejando 1.5 cm en la extremidad para la eyaculación. Si se coloca el condón muy apretado, es muy probable que falle.

  • Usar un condón nuevo para cada encuentro sexual.

  • No usar un condón demasiado flojo, pues puede hacer fracasar la barrera.

  • No voltear el condón después de haber terminado, aunque no haya habido eyaculación.

  • No usar condones elaborados con sustancias diferentes al látex y el poliuretano, pues no protegen contra el VIH.

  • Evitar dejar el condón en el calor porque pueden desgastarse.

  • Evitar el uso de lubricantes basados en aceite (o cualquier cosa que contenga aceite) con los condones de látex, ya que el aceite puede hacer que se rompan.

  • Evitar el uso de doble condón, pues la fricción entre ambos puede hacer que se rompan.

 

PRUEBAS DE ETS E HISTORIA DE LOS TRATAMIENTOS:

 

Las pruebas de ETS pueden aplicarse para buscar una sola ITS o incluir varias pruebas individuales para una amplia gama de ETS, entre ellas las pruebas para sífilis, gonorrea, chlamydia, hepatitis y las pruebas de VIH. No existe ningún procedimiento que pueda aplicarse a absolutamente todos los agentes infecciosos, así que es importante saber para cuál de las diferentes ITS sirva cada una de las pruebas.

Durante este período se reconoció la importancia del seguimiento de las pistas de infectados para tratar las ITS. Llevando las pistas de las parejas sexuales de los individuos infectados, haciéndoles exámenes para confirmar si estaban infectados, tratando al infectado y siguiendo a su vez las pistas de sus contactos, las clínicas de las ETS podían ser muy efectivas en la supresión de infecciones en la población en general.

 

 

ALGUNAS INFECCIONES Y ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL:

 

GONORREA:

La gonorrea es una de las infecciones de transmisión sexual (ITS) más frecuentes. La causante es la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductivo, incluidos el cuello uterino (la abertura de la matriz), el útero (matriz) y las trompas de Falopio (también llamadas oviductos) en la mujer, y en la uretra (conducto urinario) en la mujer y en el hombre. Esta bacteria también puede crecer en la boca, en la garganta, en los ojos y en el ano.

SÍNTOMAS:

En la mujer:

  • secreción vaginal inusual

  • sangrado vaginal inusual

  • dolor en la parte inferior del abdomen

La mujer infectada puede no tener síntomas o presentar ligeras molestias al orinar o flujo.

En el varón:

  • dolor al orinar

  • secreción uretral purulenta

En el varón transcurren dos a tres días después del contacto sexual antes de que se presenten los síntomas (dolor al orinar, pues sale por la uretra). La gonorrea y la infección por clamidia pueden ocasionar esterilidad cuando no se aplica el tratamiento.

La gonorrea predomina sobre la sífilis y no es menos importante que ella.

 

SÍFILIS:

Es una infección de transmisión sexual ocasionada por la bacteria Treponema pallidum, microorganismo que necesita un ambiente tibio y húmedo para sobrevivir, por ejemplo, en las membranas mucosas de los genitales, la boca y el ano. Se transmite cuando se entra en contacto con las heridas abiertas de una persona infectada. Esta enfermedad tiene varias etapas: la primaria, secundaria, la latente y la terciaria (tardía). En la etapa secundaria es posible contagiarse al tener contacto con la piel de alguien que tiene una erupción en la piel causada por la sífilis.

SÍNTOMAS:

Si no es tratada a tiempo la enfermedad atraviesa cuatro etapas:

  • Etapa primaria: el primer síntoma es una llaga en la parte del cuerpo que entró en contacto con la bacteria. Estos síntomas son difíciles de detectar porque por lo general no causan dolor, y en ocasiones ocurren en el interior del cuerpo. Una persona que no ha sido tratada puede infectar a otras durante esta etapa.

  • Etapa secundaria: surge alrededor de tres a seis semanas después de que aparece la llaga. Aparecerá una erupción en todo el cuerpo, en las palmas de las manos, en las plantas de los pies o en alguna otra zona. Otros síntomas posibles son: fiebre leve, inflamación de los ganglios linfáticos y pérdida del cabello.

  • Etapa latente: si no es diagnosticada ni tratada durante mucho tiempo, la sífilis entra en una etapa latente, en la que no hay síntomas notables y la persona infectada no puede contagiar a otras. Sin embargo, una tercera parte de las personas que están en esta etapa empeoran y pasan a la etapa terciaria de la sífilis.

  • Etapa terciaria (tardía): esta etapa puede causar serios problemas como, por ejemplo, trastornos mentales, ceguera, anomalías cardíacas y trastornos neurológicos. En esta etapa, la persona infectada ya no puede transmitir la bacteria a otras personas, pero continúa en un periodo indefinido de deterioro hasta llegar a la muerte.

 

PAPILOMA HUMANO:

Es una enfermedad infecciosa causada por el VPH (virus del papiloma humano). Se transmite principalmente por vía sexual, aunque puede contagiarse también en piscinas, baños y saunas. Se presenta en la piel de las zonas genitales en forma de verrugas. Las lesiones son apreciables a simple vista o se pueden diagnosticar por observación de tejidos con un microscopio

SÍNTOMAS:

Algunos de los síntomas más importantes que sugieren la presencia de virus del papiloma humano son irritaciones constantes en la entrada de la vagina con ardor y sensación de quemadura durante las relaciones sexuales (se denomina vulvodinia), pequeñas verrugas en el área ano-genital: cérvix, vagina, vulva y uretra (en mujeres) y pene, uretra y escroto (en varones). Pueden variar en apariencia (verrugas planas no visibles o acuminadas sí visibles), en número y en tamaño, por lo que se necesita un especialista para su diagnóstico. Aparecen alteraciones en el Papanicolaou, lo que refleja que en el cuello del útero hay lesiones escamosas intraepiteliales (zonas infectadas por VPH que pueden provocar cáncer)

 

SIDA:

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es responsable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y ataca a los linfocitos T-4, que forman parte fundamental del sistema inmunitario del ser humano. Como consecuencia, disminuye la capacidad de respuesta del organismo para hacer frente a infecciones oportunistas originadas por virus, bacterias, protozoos, hongos y otro tipo de infecciones.

La causa más frecuente de muerte entre las personas que contraen el VIH es la neumonía por Pneumocystis jiroveci, aunque también es elevada la incidencia de ciertos tipos de cáncer como los linfomas de células B y el sarcoma de Kaposi. También son comunes las complicaciones neurológicas, la pérdida de peso y el deterioro físico del paciente. La mortalidad disminuyó mucho con el invento de los medicamentos antirretrovirales.

El VIH se puede transmitir por vía sexual (vaginal o anal) mediante el intercambio de fluidos vaginales o rectales o semen, así como mediante el contacto con el líquido pre eyaculatorio durante las prácticas sexuales o por transfusiones de sangre. Una madre infectada con VIH también puede infectar al niño durante el embarazo mediante la placenta o durante el parto y la lactancia, aunque existen tratamientos para evitarlo. Tras la infección, pueden pasar hasta 10 años para que se diagnostique el SIDA, que es cuando el sistema inmunitario está gravemente dañado y no es capaz de responder efectivamente a las infecciones oportunistas.

 

SÍNTOMAS:

Los síntomas del SIDA en los adolescentes pueden ser los mismos que en los niños y también pueden parecerse más a los síntomas que se presentan a menudo en los adultos con el síndrome. Algunos adolescentes y adultos pueden desarrollar una enfermedad con un aumento en la segregación de espermatozoides, además de otra parecida a la gripe en el plazo de un mes o dos después de la exposición al VIH, aunque muchas personas no desarrollan ningún síntoma al infectarse. Además, los síntomas usualmente desaparecen en el plazo de una semana a un mes, y se confunden a menudo con los síntomas de otra infección viral. Los síntomas pueden incluir:

  • fiebre

  • dolor de cabeza

  • malestar general

  • depresión

  • infertilidad

  • vómito

  • diarrea

VÍAS DE TRANSMISIÓN:

Las tres principales vías de transmisión del VIH son:

  • Sexual (acto sexual sin protección). La transmisión se produce por el contacto de secreciones infectadas con la mucosa genital, rectal u oral de la otra persona.

  • Parenteral (por sangre). Es una forma de transmisión a través de jeringuillas infectadas que se da por la utilización de drogas intravenosas o a través de los servicios sanitarios, como ha ocurrido a veces en países pobres; también en personas con hemofilia que han recibido una transfusión de sangre infectada o productos infectados derivados de la sangre; en menor grado, trabajadores de salud que estén expuestos a la infección en un accidente de trabajo, como puede ocurrir si una herida entra en contacto con sangre infectada; también debido a la realización de piercings, tatuajes y escarificaciones, si se hace sin las debidas condiciones de higiene.

  • Vertical (de madre a hijo). La transmisión puede ocurrir durante las últimas semanas del embarazo, durante el parto o al amamantar al bebé. De las tres, el parto es la más problemática. Actualmente en países desarrollados la transmisión vertical del VIH está totalmente controlada (siempre que la madre sepa que es portadora del virus), ya que desde el inicio del embarazo (y en ciertos casos con anterioridad incluso) se le da a la embarazada una Terapia Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA), especialmente indicada para estas situaciones; el parto se realiza por cesárea generalmente, se suprime la producción de leche (y con ello la lactancia), e incluso se da tratamiento antiviral al recién nacido.

PREVENCIÓN DEL SIDA:

Entre las medidas de prevención recomendadas para reducir el riesgo de transmisión sexual del VIH se conocen las siguientes:

  • prácticas sexuales seguras

  • evitar las relaciones sexuales con personas desconocidas

  • uso de preservativo o condón

 

FLEBOLOGÍA:

 

La flebología es una rama de la medicina que estudia el estado de las venas.

Existe una vertiente de estudio y tratamiento patológica y otra dedicada a la flebología cosmética o estética. Dentro de la primera categoría, la flebología estudia la enfermedad tromboembólica venosa. Se trata de una patología frecuente en la práctica médica habitual, y se asocia a altas tasas de mortalidad debida a su complicación aguda: el embolismo pulmonar. También se asocia con frecuencias a otras enfermedades y es causa frecuente de complicaciones a largo plazo. Se estima que una de cada tres personas que han sufrido trombosis venosa en las extremidades inferiores desarrollarán un síndrome postrombótico severo.

 

DERMATOLOGÍA COSMÉTICA:

 

La dermatología cosmética lleva siendo durante mucho tiempo una parte importante en este campo y los dermatólogos son los principales innovadores en esta área. Desde hace varias décadas se emplea la dermoabrasión para paliar las cicatrices dejadas por el acné y la micro transferencia de grasa para rellenar defectos cutáneos. Más recientemente, estos profesionales han sido la fuerza impulsora en el desarrollo y manejo seguro y efectivo de técnicas como el láser, nuevos agentes de relleno dermatológico (como el colágeno y el ácido hialurónico), la toxina botulínica, procedimientos no agresivos de rejuvenecimiento con láser, sistemas de luz pulsátil intensa, terapia fotodinámica y "peeling químico". Esta especialidad también realiza aplicaciones con hipertermia de contacto, para realizar tratamientos de remodelación facial, hiperoxigenación, nutrición cutáneas y atenuación de las estrías cutáneas.

Para retener el agua de la superficie de la piel se utilizan lubricantes que son sustancias especialmente creadas para esta labor, estas se usan más que todo en la parte de cosméticos y en preparados farmacológicos usados en dermatología.

En estos últimos años, el gran desarrollo que ha experimentado la Dermatología ha permitido que mejorase el conocimiento de las enfermedades dermatológicas y, por lo tanto, precisar en su diagnóstico (nuevas técnicas, nuevos estudios con inmunohistoquímica en anatomía patológica, etc.) y que aparezcan nuevos y más eficaces tratamientos.

 

 

ALGUNOS PROCEDIMIENTOS QUE SE REALIZAN EN LA DERMATOLOGÍA COSMÉTICA SON:

 

 

ACNÉ Y CICATRICES:

Tratamiento para las cicatrices producidas por el acné.

Cuando se tienen cicatrices en forma de agujeros los tratamientos para eliminar dichas cicatrices son los de dermoabrasion mecánica y los tratamientos con laser u otra opción es la microdermabracion. El primer tratamiento que hemos mencionado para borrar estas cicatrices dejadas por el acné, la dermabrasion mecánica, ya es muy poco utilizada puesto que requiere de anestesia y tiene un periodo de curación de tres semanas. Durante este tiempo es necesario usar vendaje en la cara y la piel se irrita e inflama. Asimismo, hay que protegerse del sol. El segundo de los tratamientos que hemos mencionado para eliminar las cicatrices producidas por el acné, el tratamiento con laser, tampoco es del todo usado en la actualidad ya que si bien el periodo de recuperación es más corto que el de la dermabracion mecánica, tampoco es recomendado para personas con piel oscura porque igual que la dermabracion mecánica puede causar decoloraciones. El último de los tratamientos mencionados para eliminar este tipo de cicatrices producidas por el acné y el más recomendado es la microdermabracion. Se utiliza una máquina especial y varios productos para su realización. Este tratamiento además de ser más económico, tiene un tiempo más corto de recuperación que los anteriores. Eso sí, se necesitan al menos 6 sesiones para eliminar las cicatrices producidas por el acné.

 

PEELING:

Procedimiento: Consiste en la aplicación de diferentes sustancias químicas sobre la piel con el objeto de "pelar" o exfoliar las capas más externas de esta. Se usa para mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, disminuir arrugas, mejorar cicatrices de acné o varicela, y decolorar o eliminar manchas. Dependiendo del poder de penetración de la sustancia química se eliminaran mas capas de piel. A mayor profundidad, mayores efectos pero también más riesgos. Se emplean sobre todo en la piel de la cara.

Tiempo Quirúrgico: Depende de la extensión tratada y de la sustancia empleada. Varía entre 10 minutos a 2 horas.

Anestesia: Generalmente no precisa anestesia. Con peelings profundos (fenol) se suele emplear la sedación profunda.

Hospitalización: Lo normal es sin ingreso. Se realiza en consulta. Con peelings profundos es necesario hacerlo en un quirófano y permanecer ingresado 1 o 2 días.

Efectos Secundarios: Durante el procedimiento tienen sensación de picor (mas intenso cuanto más profundo). Después tienen enrojecimiento, inflamación, costras y alteraciones de la sensibilidad. El fenol provoca un blanqueamiento permanente de la piel y la imposibilidad de broncearse.

Riesgos: Infecciones bacterianas, herpes, cicatrices, alteraciones de la pigmentación y alergias. Con el fenol, además, pueden aparecer alteraciones cardiacas durante su aplicación.

Recuperación: Desde 1 a 2 días con los peelings más suaves hasta 1 mes con los más intensos. El enrojecimiento cutáneo con los peelings profundos puede durar hasta 6 meses.

Duración de los resultados: A mayor profundidad del peeling, mayor duración de los resultados, sin olvidar que el proceso de envejecimiento seguirá su curso.

 

 

CIRUGÍA COSMÉTICA DEL LÁSER:

La cirugía cosmética del láser se ha utilizado combatir las líneas finas del envejecimiento. Un tipo específico de cirugía cosmética se llama el volver a allanar del láser. Este es un procedimiento ardiente muy controlado que permite que el láser vaporice capas superficiales de la piel facial. Este tipo de procedimiento no solo quitara arrugas y las líneas causadas por el sol dañan pero también las expresiones faciales, las cicatrices del acné y algunos dobleces y pliegues alrededor de la boca y de la nariz. La cirugía cosmética del láser requiere generalmente una consulta así que el cirujano del láser puede determinar tus necesidades y condición. La cirugía cosmética del láser no es generalmente invasora. La dermatología cosmética es una poco diferente de cirugía cosmética del láser pues es un procedimiento más invasor y requiere un rato curativo más largo. Usando los lasers para la piel facial que volvía a allanar como cicatrices del acné algunos cirujanos notaron que la piel alrededor de la cicatriz que habían utilizado el láser encendido para hacer la cicatriz menos visible también había disminuido las arrugas. Los resultados típicos en este tipo de procedimiento pueden ayudar a la piel para parecer más joven y los efectos de ella pueden durar mientras 10 años.

 

 

BOTOX:

 

El botox se utiliza, para lograr, que aquellas arrugas rebeldes, desaparezcan de la cara. Esto, por medio, de su inyección en ciertos músculos faciales, que son los culpables que las arrugas aparezcan. En el fondo, el botox, paraliza el músculo en cuestión, logrando que la piel se vuelva a estirar. Por lo tanto, el botox, se inyecta directamente al músculo responsable de la arruga. El cual, no podrá contraerse nuevamente. El efecto de la inyección de botox, dura alrededor de 5 a 6 meses. Posteriormente, se podrá colocar una nueva dosis de botox. Algo que siempre hay que tener en cuenta, independiente de donde se realice la infiltración de botox, es que la dosis se debe aplicar una sola vez. Nunca permita que le coloquen dos o más inyecciones de botox, en la misma ocasión. Con una, basta y sobra. Luego de que hayan transcurrido los 6 meses, se podrá volver a colocar una nueva dosis. Antes, nunca.

 

DYSPORT:

DYSPORT® se emplea en el tratamiento de la hiperactividad muscular en diversas patologías, en su acción como agente inhibidor de la liberación de acetilcolina presinaptica. Oftalmología: Blefarospasmo esencial benigno o asociado a distonia, estrabismo y distonia focal. Neurología: Parálisis cerebral, tremor, espasticidad, distonias, mioclonias, espasmo hemifacial, cefalea ten-sional, torticolis espasmódica. Urología: Hiperactividad del músculo detrusor de la vejiga. Otorrinolaringología: Temblor palatal esencial, disfonía espasmódica. Dermatología: Hiperhidrosis refractaria a tratamientos convencionales. Traumatología/ortopedia: Padecimientos espásticos, dolor en espalda, cuello y espina dorsal asociado a contracturas patológicas. Odontología: Bruxismo temporo-maxilar. Proctología: Fisura anal. Gastroenterología: Acalasia. Útil también en tratamiento de líneas faciales hiperfuncionales.

 

RELLENOS FACIALES:

El ácido hialuronico sintético estabilizado, es un moderno injerto creado para rellenar arrugas, surcos, pliegues, o aumentar el volumen de los labios. Es natural y seguro, gracias a su origen no animal, totalmente biocompatible y biodegradable. El ácido hialuronico es un componente natural de la dermis que tiene la función de mantener la hidratación de los tejidos, con los años la producción del mismo merma, la piel se deshidrata y vuelve más fina por lo cual aparecen líneas de expresión, imperfecciones y arrugas. Los tratamientos estéticos en base a ácido hialuronico reticulado ayudan a recuperar el volumen, la tersura y elasticidad perdidas. Estos son geles reabsorbibles que contienen formadores de colágeno, rellenan las imperfecciones y reemplazan los nutrientes perdidos. Permanecen en la piel por 24 meses y se degradan progresivamente hasta desaparecer dejando en su lugar un nuevo colágeno.